Entrevista a Daniel Ocaña

Becado en Iona College, Nueva York

Daniel Ocaña García es un centrocampista natural de Albacete exjugador del Hellín que recibió una beca de estudios y deportiva para poder cursar International Business y ser jugador del equipo de fútbol de la Universidad, el Iona Gaels de Nueva Rochelle (Nueva York).

Compitió en el Albacete Balompié (Segunda División), como capitán del equipo.

Daniel Ocaña | Becado por MIC Athletics en Estados Unidos

No me esperaba que fuera a ser todo tan bonito como me lo pintaban, pero cuando vine aquí me encontré con unos compañeros fantásticos como Nacho Maganto y Jacobo Aparicio

Enero 2017

Cuéntanos sobre ti, ¿antes de venir a EEUU, donde vivías, jugabas, estudiabas (trayectoria)?

Jugué toda la vida en el equipo de mi ciudad, el Albacete Balompié. Todo fue muy bien, hasta que al acabar mi etapa de Juvenil División de Honor (19 años) decidí que mi tiempo allí había llegado a su fin y necesitaba probar cosas nuevas. Decidí probar la aventura americana.

¿Cómo fue el proceso de consecución de beca?

Fui a jugar un partido a Madrid, en un 'showcase' en el que MIC Athletics había traído a varios coaches de aquí de Estados Unidos para ver jugadores. Después del partido contactaron conmigo.

¿Por qué consideraste la opción de venir a jugar y estudiar a EEUU? ¿Qué te hizo decidirte a venir?

Desde el primer momento mostraron mucho interés para que viniese a Nueva York, así que decidí probar suerte y venir para acá.

¿Cómo esperabas que sería EEUU antes de venir?

No me esperaba que fuera a ser todo tan bonito como me lo pintaban, pero cuando vine aquí me encontré con unos compañeros fantásticos como Nacho Maganto (jugador drafteado por Los Angeles Galaxy tras jugar en Iona College, y actualmente en el Hadjuk Split de la 1a división Croata, habiendo jugado Europa League) y Jacobo Aparicio. Me ayudaron en todo, me lo hicieron todo aún más fácil. Me pareció todo perfecto, las instalaciones, la ayuda de los profesores y alumnos una vez comenzaron las clases, que me ayudaron en todo... Al ser de fuera, no tenía tampoco mucha idea de inglés y aún así las clases me las hicieron muy fáciles todos los profesores, y en definitiva me encontré todo mucho mejor de lo que hubiera podido imaginar.

¿Cómo es el trato de la universidades, compañeros de clase, de equipo ,profesores, prensa, cuerpo técnico, fisios, etc?

Al pertenecer al equipo de soccer de la universidad, todo se te hace más fácil. Con los compañeros de clase, más de lo mismo. Van a ver nuestros partidos, entonces al saber que eres del equipo de la universidad te ofrecen ayudarte con todo. Si algún día faltas a clase por haber tenido partido o entrenamiento, y necesitas ayuda con los apuntes o a preparar un examen, te ayudan con lo que haga falta. Todo se hace muy fácil y el trato es fantástico.

En el cuerpo técnico, me encontré con Fernando Barboto, que fue la persona que apostó por mi desde el primer momento. Me mostró siempre la confianza que tenía en mi, lo cual también valoré muchísimo para tomar la decisión de venir aquí. Así que todo fue bien, todo me gustó. Las instalaciones me sorprendieron, la verdad. Viniendo del Albacete, que es un equipo que siempre ha estado en 2a División, a veces en 1a, las instalaciones que tenía allí son buenas, pero al compararlas con las de universidad, las de Iona son mucho mejores.

En el 'Athletic Trainer' (servicios de medicina deportiva exclusivos para los equipos de la universidad), estamos rodeados de súper buenas personas que te ayudan con todo, en cualquier momento. Vayas el día que vayas, a la hora que sea. Llegan a las 6 de la mañana y se van por la noche. Es estupendo saber que puedes contar con ellos en cualquier momento.

Es un regalo poder vivir en Nueva York, jugando al fútbol y estudiando, que al fin y al cabo, es una de las cosas más importantes para las que venimos aquí

¿Cómo es un día en la vida de Daniel Ocaña? ¿Y los días de partido?

Al estar en el equipo de soccer, tenemos los entrenamientos a una hora fija cada mañana, que en nuestro caso es por la mañana, de 10 a 12. En torno a ese horario, la universidad nos ofrece el poder elegir clases que se acomoden a las horas que mejor nos vengan. Cada día de la semana tenemos clases a horas diferentes, pero el entrenamiento (de lunes a viernes) es siempre a la misma hora.

Por lo tanto, me levanto, desayuno, voy a clase un par de horas por la mañana, tenemos el entrenamiento en la mañana, comemos, me echo una siesta, y por la tarde tengo otro par de horas de clases.

Los días de partido, solemos quedar unas 2 horas antes del partido, hacemos sesión de vídeo analizando al rival durante 30 minutos, hacemos todos juntos una pequeña comida antes del partido, lo que aquí llaman pre-game meal (fruta, barritas energéticas, snacks, etc), nos cambiamos en el vestuario, salimos a calentar... y al campo. Nos presentan de uno en uno por megafonía, ponen el himno de EEUU,el público, al jugar en casa, te apoya al máximo, y es increíble jugar así.

¿Qué son las cosas que más estás disfrutando de esta experiencia? ¿Y cuál ha sido tu mejor momento?

Aquí la verdad es que disfruto cada día. Es un regalo poder vivir en Nueva York, jugando al fútbol y estudiando, que al fin y al cabo, es una de las cosas más importantes para las que venimos aquí.

En cuanto a los mejores momentos, la verdad es que cada vez que he salido al campo a jugar con mis compañeros ha sido increíble.

¿A qué estados o ciudades has tenido la oportunidad de viajar? ¿Cuál te ha impresionado más?

He estado en Carolina del Norte, Washington, Virginia, Niagara, Los Ángeles, Florida, pero el que más me ha impactado es Nueva York. Y lo sigue haciendo día a día.

¿Qué le recomendarías a alguien que este pensando en venir a EEUU?

Que le eche ganas y que acepte la propuesta porque la verdad no se va a arrepentir. Esto solo pasa una vez en la vida, y en mi opinión, es lo mejor que puede ocurrirte.

¿Recomendarías venir a EEUU con MIC? ¿Por qué?

Sí. Recomendaría venir a todo el mundo con MIC Athletics, por el trato recibido y porque, en mi caso particular, me han ayudado a seguir cumpliendo mi sueño.

¿Quieres leer más historias?